Gastronomía

Gastronomía

La gastronomía de Huelva destaca principalmente por su excelente jamón de jabugo, al cual hay que añadir los pescados y mariscos de la rivera del Atlántico.

En el corazón de la Sierra de Aracena se encuentra la población de Jabugo, un pequeño pueblo rodeado de castaños y encinas, que dan las bellotas, el fruto y alimento de los cerdos que campan a sus anchas por las dehesas. Se trata de un espacio con un frío seco durante el día y húmedo durante la noche. Esta combinación de microclima y vegetación permite la existencia de un lugar excepcional para la crianza de cerdos y su posterior curación. Se trata de una raza caracterizada por su piel oscura y su negra pezuña. Está dotada de una particularidad fisiológica que produce filtraciones de grasa en sus músculos, lo que le aporta jugosidad, aroma y sabor inigualables.

Otro producto serrano, mucho menos conocido, es el gurumelo, un tipo de seta (Amanita ponderosa) que sólo se da en esta parte de la Península.

En cuanto al pescado y al marisco, llega a diario a los puertos de Isla Cristina, Huelva, El Rompido (Cartaya), Ayamonte, Lepe o Punta Umbría. Se trata sobre todo de langostinos recogidos al pie de la desembocadura de los ríos, alimentados donde el manto que aportan las escorrentías fluviales es rico y adecuado para estos pequeños mariscos. La conocida gamba blanca de la costa es inconfundible por el color sonrosado de su lomo al cocerse y el blanco inmaculado por el que sobresalen sus patas. Encontramos también Bogavantes, langostas, cigalas, chocos y un molusco con propiedades gustativas verdaderamente incomensurables, la coquina.

Otros productos destacados son las fresas, los melocotones, las naranjas y los dulces (la coca, la Torta Real o el membrillo).

Por último, hay que mencionar el vino del Condado, aglutinado bajo una Denominación de Origen que representa la producción de vinos jóvenes, afrutados, y de otros vinos con más cuerpo, finos, olorosos, soleras y licores.