Minas de Río Tinto

Minas de Río Tinto

Las Minas de Río Tinto son impresionantes explotaciones a cielo abierto que pasan por ser las más grandes del mundo y cuentan con una profundidad de unos 350 metros (Cerro Colorado y Corta Atalaya). Sus paisajes cuentan con unas gamas cromáticas infinitas, con unos contrastes que vienen a acentuarse gracias a los colores que la naturaleza ofrece tanto en las rocas como en los ríos de la zona.

Las comunicaciones por carretera permiten el desplazamiento a la capital (unos 60 minutos) y, en consecuencia, una gran facilidad para acceder a los principales nudos de comunicación, tanto aéreos (Sevilla-Faro) como ferroviarios (AVE Sevilla-Madrid). También es posible la comunicación directa con las provincias de Sevilla y Badajoz.

Desde un punto de vista artístico este entorno onubense cuenta, en sus cercanías, con las necrópolis romanas de La Dehesa en el poblado de Corta del Lago (s. II d.C.), los campos de dólmenes en Zalamea la Real, así como con el Museo Minero (con 15 salas y una estación de ferrocarril simulada), el Museo Arqueológico y el Museo Ferroviario en las propias Minas de Riotinto. La arquitectura inglesa queda de manifiesto en el Barrio Inglés de Bella Vista, con su Club, campo de criquet, capilla anglicana y todas las características de un barrio británico. Destacan también los edificios del Hogar del Pensionista y la antigua Casa Dirección, hoy Ayuntamiento. Por último, resaltar el encanto especial del campo de golf rústico en Bellavista.